miércoles, 4 de noviembre de 2009

EL ARTISTA


Habían espiado con respeto su sueño y descubrieron que no solamente era su indescifrabe fuente de inspiración, sino que eran capítulos desordenados de su propia vida, insondable, taciturna y frágil, que sólo alcanzaba plenitud en el sueño. Cuando el artista lo moldeaba con adjetivos, adverbios, sustantivos, metáforas, comparaciones, hipérboles o epítetos, el sueño alcanzaba una realidad literaria, es decir, palpable.

7 comentarios:

Dani Clemente dijo...

¿No es también la vida una maraña de sueños y sensaciones inconclusas, de pequeños mundos que se contradicen?

Araceli Esteves dijo...

Un relato redondo.Enhorabuena.

- assumpta - dijo...

I si realment tot és un somni d'algú altre?
M'agrada molt com ho has escrit.
Bon cap de setmana.

June dijo...

Aprovecho para saludarte , ahora que pretendo volver a la blogoesfera con todas las de la ley .
Espero que hayas estado bien .
Un beso.

ERASE UNA VEZ EN INTERNET dijo...

Y entonces todo tenía sentido...

Saludos Txell

- assumpta - dijo...

Txell, torno per a desitjar-te un bon any!
Que tots els teus somnis es facin realitat en aquest nou any 2010!
T’ho desitjo de tot cor, un petonet.

- assumpta - dijo...

Et desitjo que tinguis un Bon any 2010!
Mil petonets!!!