miércoles, 17 de diciembre de 2008

MARTES

El poeta avanza hacia el castillo para poder huir volando en un cuchillo. Quizás el trovador de palabras cruza por laderas pensativas y ha perdido las rimas.
La poesía, sin embargo, se lo mira todo impasible.

4 comentarios:

manuespada dijo...

Inquitante, y muy plástico.

Manu

el pasado que me espera dijo...

El poeta a menudo pierde las palabras, menos mal que tú las encuentras y las escribes por él.

Raúl dijo...

Un matrimonio divergente, el que forman la poesía y el poeta.

Txell Sales dijo...

MANU: Merci por la plasticidad.
ELPA: Como comentábamos el otro día, los comentarios se van convirtiendo a menudo en micros.
RAÚL: Curiosa metáfora. Me encantan tus comentarios.